Enseñanza de servicio como acción en un mundo cambiante

Novadene Miller, educadora del Programa de los Años Intermedios (PAI), comparte dos proyectos increíbles de servicio como acción y explica por qué son fundamentales en un mundo en constante cambio.

novadene-blog-image.jpg
Art project on gender equality
Por Novadene Miller 

Vivimos en una época influenciada por la globalización, así como por paradigmas de desarrollo sostenible y marcos éticos que se redefinen cada día. Como docentes, tenemos el desafío de considerar cómo fomentamos la identidad personificada en los proyectos de servicio como acción, a la vez que enfrentamos las amenazas, los desafíos y las distintas opiniones que caracterizan a esta época. La acción es una necesidad fundamental y una oportunidad de renovación en estos tiempos de cambios constantes. Como docente de servicio como acción, considero que es fundamental comprender el papel que desempeñamos en moldear las acciones de nuestros alumnos y en guiar el impacto que dejan para la próxima generación.

Recientemente, estaba en clase y un alumno expresó que servicio como acción era una experiencia enriquecedora. Hoy en día vivimos en un mundo en el que la manera en que servimos se redefine cada día. La pandemia de la COVID-19 (coronavirus) destacó la urgencia de interceder por los alumnos y proteger su salud física y mental, así como aumentar la capacidad para ayudar a las comunidades en general. Este año, los docentes enfrentaron dificultades cada vez más grandes para comunicarse, a la vez que respetaban los protocolos de distanciamiento social y mantenían a los alumnos seguros sin reprimir su creatividad.

Redefinir nuestros métodos de comunicación y las maneras de realizar talleres

Un grupo de alumnos de cuarto y quinto año del Programa de los Años Intermedios decidió hacer un proyecto sobre la igualdad de género, centrándose en comunicar su mensaje, a través de técnicas de aprendizaje horizontales y verticales, a alumnos de primaria durante la pandemia de la COVID-19.

Querían transmitir este importante mensaje de una forma divertida y comprensible. En lugar de preparar una presentación tradicional, buscaron representaciones artísticas sobre la igualdad de género. Posteriormente, presentaron estas imágenes y utilizaron técnicas de indagación estructurada del pensamiento para solicitar preguntas a los alumnos. También buscaron y recortaron títulos de revistas y periódicos actuales. Finalmente, llevaron a cabo una actividad de taller en la que los alumnos de primaria recrearon su percepción de la igualdad de género, eligiendo entre los títulos recortados y creando sus propias ilustraciones sobre el mensaje que recibieron.

Luego, los alumnos de cuarto y quinto año tomaron las ilustraciones y les agregaron pintura con purpurina (brillantina o polvo brillante) y otros materiales artísticos para darles un toque final. Este proceso de pensamiento e interpretación de varios niveles permitió la creación de diferentes imágenes y brindó a los alumnos la oportunidad de mostrar su capacidad de comunicación y reflexión sobre las habilidades de pensamiento. Al final del proyecto, les pedí a mis alumnos que compartieran sus opiniones sobre el proceso, y expresaron que se sintieron muy orgullosos al ver cómo los alumnos de primaria habían interpretado sus ideas y se habían involucrado en las actividades. Se desarrolló un claro sentido de comunidad, al mismo tiempo que se comunicaba un mensaje poderoso y se construía un sentido de liderazgo.

Fomentar un sentido de comunidad para alumnos con necesidades de inclusión

Debido a la COVID-19, necesitamos renovar nuestros métodos de recaudación de fondos. Tuvimos que minimizar los encuentros y maximizar nuestra capacidad para recaudar fondos, a fin de apoyar proyectos que llegaran a la comunidad en general y causaran un impacto duradero.

Los alumnos de segundo año del PAI crearon un proyecto relacionado con la educación de los alumnos con necesidades de inclusión, quienes han sufrido varias dificultades durante este período, y cuyas familias se han visto cada vez más aisladas de las actividades cotidianas de sus comunidades.

El 2 de abril, los alumnos decidieron celebrar el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo. Encargaron insignias individuales para crear conciencia, y realizaron una plantilla con la fecha, el objetivo del día, el símbolo del autismo y el logotipo del colegio. Mostraron habilidades de pensamiento y de comunicación a lo largo del proyecto, y organizaron un puesto de exposición llamativo en el patio del colegio para vender las insignias. En menos de una hora se vendieron todas las insignias, y los fondos recaudados se donarán a una organización benéfica dedicada a esta causa.

Además, también inicié una colaboración con un colegio en Jamaica, que es mi país natal. Mi lema “tú cambias el mundo” permite a los alumnos comprender que sus ideas pueden moldear el comportamiento y los hábitos en todo el planeta. Los alumnos respondieron a esta colaboración con un entusiasmo y compromiso que superó mis expectativas. También, pidieron a sus padres que hicieran un video, donde se presentaron, expresaron el objetivo del 2 de abril y propusieron al colegio actividades y desafíos con relación al Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo. Posteriormente, el video se envió a una docente en Jamaica, quien a su vez concientizará sobre esta causa. Ver a mis alumnos reaccionar al hecho de que sus ideas llegaron a otro país fue un recordatorio de que estamos moldeando mentes y que podemos transformar comunidades internacionales y relacionarnos con otros países.

Se les pidió a los alumnos y docentes que se vistieran de azul, el color que representa este día en todo el mundo. Todo el colegio se vistió de azul y los alumnos de segundo año del PAI visitaron las aulas para pedirle a otros alumnos que escribieran una declaración en su lengua de origen como apoyo al Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo. Esto condujo a un debate y a preguntas sobre el autismo, y esperamos que ayude a cambiar la percepción de las personas hacia los alumnos con necesidades de inclusión.

Proyectos que mejoran el aprendizaje interdisciplinario

El aprendizaje interdisciplinario es una parte fundamental del PAI. Los proyectos de servicio como acción brindan una oportunidad para expresar e ilustrar los principios aprendidos en los planes de unidad. Por otro lado, también soy docente de Individuos y Sociedades de todos los alumnos del PAI, como se destaca en un artículo publicado en marzo.

El título de esta unidad interdisciplinaria fue “Habilidades cognitivas, ciencias humanas y comportamientos humanos”. El concepto clave fue “cambio” y los conceptos relacionados fueron “consecuencia” y “mente”. El atributo del perfil de la comunidad de aprendizaje del IB fue “equilibrados”. La asignatura permitió a los alumnos establecer una relación con la globalización y correlacionarla con variables de Ciencias. Por ejemplo, realizaron un mapa de empatía para examinar las relaciones entre el sistema nervioso (Ciencias), los sentidos, sus actividades cotidianas como alumnos —especialmente aquellas relacionadas con la globalización (por ejemplo, la existencia de Internet como entorno internacional)— y, por extensión, su bienestar. Posteriormente, se indicó a los alumnos que se pusieran en el lugar de un compañero por el que sintieran preocupación.

Esta actividad generó un diálogo sobre los desafíos que enfrentan sus compañeros, como el ciberacoso, el estrés y la presión de los otros, las expectativas de padres y docentes, los problemas relacionados con estar en el entorno de un colegio internacional que es diferente al de su hogar y la sensación de soledad, por nombrar algunos. Utilizando técnicas de aprendizaje basadas en talleres entre compañeros, los alumnos encontraron soluciones para ayudar a sus amigos de la comunidad.

Espero que este artículo le haya brindado ideas para proyectos de servicio como acción y que juntos podamos construir una próxima generación de jóvenes con gran poder de decisión.


Novadene Miller

Novadene Miller es profesora de Individuos y Sociedades, Diseño y servicio como acción del Programa de los Años Intermedios (PAI) en el École Privée Bilingue Internationale de Baillargues, cerca de Montpellier (Francia). El colegio ofrece el Programa del Diploma (PD) y ahora también está autorizado para ofrecer el PAI. Miller es doctora en Geografía y autora de publicaciones como Achieving Sustainability of Natural Resources and Obtaining Economic Goals, Tourism’s Pandora’s box y Études Caribéennes, así como de un capítulo del libro Rainforest Tourism, Conservation and Management Challenges for Sustainable Development, editado por Bruce Prideaux para la colección Earthscan de Routledge Publishers, 2014. Además, publicó un artículo sobre cómo enseñar Individuos y Sociedades del PAI en un mundo cambiante.