“No pierdan los nervios”

Como parte de las celebraciones de nuestro 50.º aniversario, hemos preguntado a David Homer, presidente de la Junta de examinadores del IB, qué papel puede desempeñar el IB a la hora de afrontar los desafíos actuales y cuál es su impacto.

David destaca el hecho de que el IB tiene una declaración de principios clara que alienta a los alumnos a ser compasivos y adoptar una actitud activa de aprendizaje durante toda su vida. “Nuestro impacto es claro porque nuestras revisiones del currículo se centran en el aprendizaje conceptual, la creatividad y la flexibilidad, no en el aprendizaje de memoria”, afirma. 

También le preguntamos qué consejo les daría a los educadores actuales, a lo que respondió: “Que no pierdan los nervios. Los educadores de hoy en día reciben muchas presiones que no existían hace 50 años. Me vienen a la cabeza las presiones normativas, las financieras y las sociales, entre otras. La enseñanza de gente joven es una de las profesiones más vocacionales, si no la más, porque trata de la forma de transmitir nuestros valores y cultura (en el sentido más amplio) a la siguiente generación”.

Lea la publicación del blog completa aquí.