Proyectos que generan cambios positivos: los alumnos del IB en acción

Desde 1968, nuestra meta ha sido formar jóvenes ávidos de conocimiento, informados, solidarios y capaces de contribuir a crear un mundo mejor y más pacífico a través del entendimiento mutuo y el respeto intercultural. Cincuenta años más tarde, esta misión tiene más relevancia que nunca. Estamos orgullosos de compartir algunas iniciativas inspiradoras y de gran impacto que se han originado en la comunidad global del IB y que ponen en práctica nuestra declaración de principios.

card

Varios alumnos “tomaron el control” de colegios, empresas y otras entidades durante el Día Mundial de la Infancia para crear conciencia sobre los derechos de los niños. Alumnos de Nord Anglia Education en todo el mundo organizaron varios eventos de este tipo, así como debates internacionales. Juntos hicieron que se escucharan sus opiniones y algunos incluso “tomaron el control” de la sede de la ONU en Nueva York.  

En Angola, Koby Adu-Bonnah, un alumno del Programa de los Años Intermedios (PAI) del Luanda International School, organizó una campaña de donación de ropa, alimentos, mosquiteros y artículos de aseo personal para más de 35.000 refugiados congoleses alojados en el norte de su país. Por su parte, Margarita Mansola, exprofesora del Programa del Diploma (PD) utilizó su experiencia en educación internacional y sus competencias en psicología educativa para crear un programa que tuvo un efecto duradero para muchos niños en Helliniko, un campamento de refugiados en Grecia.  

Los alumnos del IB también actuaron frente a muchos desastres naturales. Un equipo del Programa de la Escuela Primaria (PEP) puso en práctica la declaración de principios del IB luego de haber sido testigos del impacto de un terremoto en Nueva Zelanda y ganó un premio internacional por haber creado una aplicación que ayuda a las personas a encontrar refugio durante un desastre natural. En el Baldawin School of Puerto Rico, los alumnos y los profesores ayudaron en la reconstrucción y recuperación de las comunidades locales que resultaron afectadas por el huracán María. Por su parte, los alumnos del Programa de los Años Intermedios del John Glenn Middle School of International Studies reunieron a la comunidad para ayudar a que los niños pudieran aprender y jugar luego de que varios desastres naturales devastaran distintas zonas de los Estados Unidos.