Cambios en el currículo de Teoría del Conocimiento

La nueva versión del curso de TdC se puso en marcha en 2020, y la primera evaluación tendrá lugar en 2022. Incluye varias características interesantes, como las tres que aquí se destacan.

TdC es uno de los componentes troncales del Programa del Diploma y brinda a los alumnos la oportunidad de explorar y reflexionar sobre la naturaleza del conocimiento y el proceso de conocer. El curso se centra en la exploración de preguntas de conocimiento como las siguientes: ¿Qué constituye una buena prueba para respaldar una afirmación? ¿Están algunos tipos de conocimiento menos abiertos a la interpretación que otros? ¿Qué limitaciones debería haber en la búsqueda del conocimiento?

Nuevos temas de TdC

El nuevo curso de TdC incluye un tema central denominado “El conocimiento y el actor del conocimiento”. Este tema alienta a los alumnos a reflexionar sobre sí mismos como actores del conocimiento y pensadores, y a considerar las diferentes comunidades de actores del conocimiento a las que pertenecen.

El curso también da a los alumnos la oportunidad de centrarse en temas como conocimiento y tecnología, conocimiento y política, y conocimiento y sociedades indígenas. Estos temas exploran cuestiones que contribuyen en gran medida a forjar las perspectivas y las identidades de las personas, y que tienen un efecto importante en el mundo que nos rodea.

Nuevo hincapié en la ética

Otra característica del nuevo currículo de TdC es el marcado hincapié en la ética en todas las partes del curso. En el curso, la ética ya no es un tema en sí, sino que constituye uno de los cuatro elementos que se exploran en cada tema y cada área de conocimiento (métodos y herramientas es otro de ellos).

Así pues, cuando los alumnos exploren un tema como el de conocimiento y tecnología, o un área de conocimiento como las artes, abordarán la ética, y considerarán la importancia de los valores, las responsabilidades y las preocupaciones éticas en relación con la producción, adquisición, aplicación y comunicación de conocimiento.

Por ejemplo, al reflexionar sobre el conocimiento y la tecnología, pueden considerar cómo podría la tecnología empeorar o mitigar el acceso desigual al conocimiento, o si debemos hacer responsables a las personas por las aplicaciones de las tecnologías que desarrollan. Al explorar las artes, pueden plantearse cómo contribuye el arte en el desarrollo de nuestros sistemas de valores personales, o los modos en que las artes pueden cuestionar los valores morales establecidos.

Nueva exposición de TdC

La evaluación del curso de TdC consiste en dos tareas. La primera es un ensayo de 1.600 palabras en respuesta a uno de los seis títulos prescritos que publica el IB para cada convocatoria de exámenes.

La segunda tarea de evaluación es una “exposición de TdC”. En esta tarea se explora cómo se manifiesta la asignatura en el mundo que nos rodea. Los alumnos deben crear una exposición de tres objetos que guarden relación con una pregunta de TdC. Además, deben redactar un breve comentario escrito que presente cada objeto y su contexto específico en el mundo real, y justifique su inclusión en la exposición.

En esta tarea, los alumnos tienen la oportunidad única de elegir objetos de interés personal, y ver cómo TdC se conecta con su vida y el mundo que los rodea. Este aspecto está directamente vinculado con uno de los objetivos generales de TdC, el de formar a los alumnos para que sean capaces de moverse por el mundo y comprenderlo, y ayudarles a enfrentarse a situaciones nuevas y complejas en su vida fuera del colegio.

Para obtener más información sobre estos cambios en el currículo, descargue la sinopsis de Teoría del Conocimiento y lea la publicación en el blog de la comunidad del IB.