Joanna Kawaa’ – Amman, Jordania

Joanna Kawaa’ estudió el Programa de los Años Intermedios (PAI) en The Ahliyyah School for Girls and the Bishop’s School for Boys de Jordania.

Joanna Kawaa

¿Por qué eligió el PAI?

Lo elegí porque mis padres siempre me animaron a hacerlo y crecí viendo a mis hermanos graduarse del IB.

¿Qué es lo que más le gustó del programa y lo que más recuerda de él?

Lo que más me gusta de haber estudiado el PAI es que se puede interactuar con el entorno y que fomenta la confianza en sí mismo y la expresión personal. Imagino que en otros programas hay que memorizar libros de texto para pasar los exámenes, pero nuestras evaluaciones tienen distintos niveles: de uno a dos, de tres a cuatro, de cinco a seis y de siete a ocho. En este último nivel, a menudo, encontramos preguntas con las que no estamos familiarizados pero que están conectadas con los conocimientos adquiridos en el aula. La idea es utilizar estos conocimientos para responderlas.

Diría que mi experiencia más memorable fueron las unidades interdisciplinarias, entre Química y Biología, en las que teníamos que iniciar un proyecto que consistía en plantar frutas y flores en botellas de agua recicladas. Utilizamos técnicas de recaudación de fondos en el colegio para obtener los recursos para el proyecto, y luego recorrimos la ciudad para recolectar las plantas y las frutas que íbamos a plantar en el jardín, después usamos las botellas para hacer las macetas.

¿Cuál fue su asignatura favorita del PAI?

Mi asignatura favorita era Matemáticas, porque me hacía cuestionar mi forma de pensar y de abordar las preguntas. Además, en el colegio nos enseñaban a aplicar ramas de las matemáticas, como la trigonometría y el álgebra, a situaciones de la vida real. Por ejemplo, usamos el gráfico de una parábola para calcular la altura y el tiempo máximo que tardaría una pelota en caer de nuevo después de lanzarla por los aires.

¿Recomendaría el programa a otros alumnos? ¿Por qué?

Por supuesto que lo recomendaría a otros alumnos, porque el programa se centra en el individuo, y le permite crecer y prepararse para el futuro.