Hannah Liddell

Compartimos con orgullo las historias de nuestros exalumnos en el año de nuestro 50.º aniversario. Hannah Liddell cursó el Programa del Diploma del IB en el Queen Margaret College (Nueva Zelanda). Obtuvo un título de grado en Ingeniería Civil (con honores) de la Universidad de Canterbury, con la nota más alta de su promoción. Se especializa en la gestión de proyectos, el diseño y la planificación aeroportuaria en una consultoría de ingeniería, y espera poder promover una mentalidad sustentable en el sector.

Hannah Liddell

¿Cuál fue su motivación inicial para cursar el Programa del Diploma del IB?

Me decanté por el Programa del Diploma (PD) del IB porque vi que supondría un reto y, al mismo tiempo, me brindaría autonomía. El PD te exige que tomes las riendas de tu aprendizaje, te permite seleccionar los itinerarios y estudiar las materias que más te interesen, y favorece el razonamiento y la lógica en lugar de las ideas preconcebidas y los estereotipos. Al obligarte a asumir la responsabilidad de tu educación, el programa te ayuda desarrollar habilidades que te facilitan mucho la transición a la universidad. En particular, el pensamiento crítico me pareció un aspecto único del PD, ya que te motiva de verdad a adoptar una perspectiva diferente y cuestionar el statu quo.

Al obligarte a asumir la responsabilidad de tu educación, el programa te ayuda desarrollar habilidades que te facilitan mucho la transición a la universidad.

¿Cuál de sus profesores del IB fue el más inspirador?

Estoy profundamente agradecida a todos los profesores que me ofrecieron apoyo e inspiración durante el PD. Susan Watterson y Laura Davison merecen una mención especial y mi más sincero agradecimiento.

Susan Watterson fue mi profesora de Inglés, y la primera en reconocer el potencial que yo misma no sabía aún que tenía. Me desafió a proponerme objetivos muy ambiciosos, y su voto de confianza constante durante mis estudios me ayudó a alcanzarlos.

Laura Davison, mi profesora de Francés, sigue siendo una de las personas más compasivas y empáticas que he conocido. En las clases de Francés, nos transmitió muchas lecciones de vida valiosas, más que nada en lo que respecta a cuestionar las normas sociales y culturales y apreciar las cualidades positivas de los demás.

¿Qué consejo daría a los alumnos actuales?

El primer reto y quizás también el más difícil con el que la mayoría nos topamos al perseguir el éxito es creer en uno mismo. Tienes que confiar en tu determinación y tenacidad para alcanzar los resultados que quieres. Y también añadiría que, independientemente de tu inteligencia, las habilidades sociales como el trabajo en equipo y la comunicación son las que realmente te llevarán al éxito en tu vida personal y profesional.

Tienes que confiar en tu determinación y tenacidad para alcanzar los resultados que quieres.

 

Recorra nuestra historia en el sitio web del 50.º aniversario