Martina Ghinetti, Cambridge (Reino Unido)

Martina Ghinetti completó el Programa del Diploma (PD) del IB en el Impington Village College. En la actualidad, estudia Derecho en la Escuela de Estudios Orientales y Africanos (SOAS, por sus siglas en inglés) de la Universidad de Londres.

Martina Ghinetti

¿Cuál fue su motivación inicial para cursar el PD?

Nací en Italia y me mudé al Reino Unido sin mis padres para estudiar el segundo ciclo de secundaria, lo cual es poco común. Viví con una familia local en Cambridge y estudié en el Impington Village College, un Colegio del Mundo del IB.

Sabía que quería ir a la universidad en el extranjero y poder viajar gracias a mi título universitario. Además, no estaba segura de que las universidades italianas ofrecieran muchas oportunidades de desarrollo profesional para alumnos de grado. Por esa misma razón, tras haberme mudado al Reino Unido, opté por la educación del IB en lugar del programa de A-levels, ya que nunca había escuchado nada sobre él y no pensaba que tuviera reconocimiento internacional.

Como alumna del IB, ¿cómo adaptó sus estudios del PD a sus intereses?

La variedad de asignaturas que ofrece el PD me permitió descubrir las áreas académicas que más me apasionan; en especial, porque no tenía que centrarme en una sola y limitar mis oportunidades futuras cuando apenas tenía 16 años. Estudié siete asignaturas: Italiano, Literatura Inglesa, Ciencias Naturales, Matemáticas, Geografía, Economía y Derechos Humanos. Pienso que haber estudiado tal variedad de asignaturas hasta los 18 años significó que había abarcado una gama más amplia de cursos cuando solicité una plaza en la universidad.

"Aprendí habilidades de gestión del tiempo y cómo establecer prioridades en mi carga de trabajo, al igual que otras competencias esenciales que obviamente me ayudan en la universidad y también lo harán en el mundo laboral".

Ahora estudio Derecho en la Escuela de Estudios Orientales y Africanos de la Universidad de Londres. Cuando ingresé al Impington Village College, quería estudiar Ciencias Políticas, pero mientras hacía el PD me di cuenta de que quería generar verdaderos cambios y ayudar a la gente, así que elegí el Derecho. Creo que esto ocurrió gracias a los diez atributos del perfil de la comunidad de aprendizaje del IB que se inculcan a los alumnos de sus programas, incluyendo ser íntegros, solidarios y de mentalidad abierta.

¿La Monografía, Teoría del Conocimiento (TdC) o Creatividad, Actividad y Servicio (CAS) contribuyeron a su preparación para la universidad? ¿Hoy en día utiliza alguna de las habilidades que desarrolló con estos componentes?

Mi parte favorita del PD fue el proyecto de CAS, un componente obligatorio del programa. Para mi proyecto, creé un club Modelo de las Naciones Unidas en mi colegio. Me pareció que CAS era muy gratificante. Ayudar a los demás me hace feliz y no es común que el servicio comunitario sea un componente obligatorio de la educación secundaria. Ahora trabajo como voluntaria en un colegio local, donde enseño matemáticas a los alumnos que se preparan para obtener el General Certificate of Secondary Education (GCSE).

La Monografía, otro componente obligatorio del PD, fue una labor muy exigente. Sin embargo, en retrospectiva, me ha preparado para la universidad en formas de las que no me percaté en aquel momento. Tuve que investigar, analizar y escribir un ensayo de 4.000 palabras sobre un tema de mi elección. Decidí escribir sobre un asunto que es muy importante para mí: la corrupción política en Italia en 1994. La investigación en profundidad que realicé me ha ayudado mucho en la universidad, especialmente porque estudio Derecho.

Si bien los programas del IB son un verdadero desafío, el PD en particular prepara a los alumnos muy bien para la educación superior. La mayoría de los alumnos de mi clase en la universidad estudiaron tres A-levels y ahora tienen dificultades con la carga de trabajo, en especial con la cantidad de estudio independiente que se espera de ellos. Puesto que tenía tantos proyectos a la vez durante mis estudios del IB, aprendí habilidades de gestión del tiempo y cómo establecer prioridades en mi carga de trabajo, al igual que otras competencias esenciales que obviamente me ayudan en la universidad y también lo harán en el mundo laboral.