Marina Moncada, Barcelona (España)

Marina Moncada completó el Programa del Diploma (PD) del IB en el Colegio Montserrat en Barcelona (España). Cuando comenzó, estaba interesada en las Ciencias Naturales y ahora estudia Medicina.

¿Cuál fue su motivación inicial para cursar el Programa del Diploma del IB? ¿Qué le llamaba la atención del programa?

La principal razón fue que quería estudiar en el extranjero. Investigué un poco y descubrí que, si completaba el programa, mi diploma del IB sería reconocido en la mayoría de las universidades en todo el mundo. Decidí que sería una experiencia gratificante y que más adelante me llevaría a donde quería ir a estudiar. Además, me atraía mucho la idea de estudiar de una manera holística porque estaba acostumbrada a un tipo de aprendizaje muy distinto.

Como alumna del IB, ¿cómo adaptó sus estudios del Programa del Diploma del IB a sus intereses?

Cuando comencé a estudiar el PD, sabía que quería estudiar algo relacionado con las ciencias, pero no sabía qué exactamente. Así que estudié Matemáticas, Biología y Química como parte de mi diploma del IB y como asignatura extracurricular también estudié Física en mi colegio. De ese modo no me cerré ninguna puerta en el futuro. Al final, entré en la facultad de Medicina, así que mi decisión no fue para nada mala después de todo.

¿La Monografía, Teoría del Conocimiento (TdC) o Creatividad, Actividad y Servicio (CAS) contribuyeron a su preparación para la universidad?

En mi opinión, uno de los cursos más valiosos fue Teoría del Conocimiento. Aprendí a ver las cosas de manera distinta y a abordar una cuestión desde diversas perspectivas. Además, escribir un ensayo de TdC acerca de una sola pregunta y abordarla en profundidad fue una experiencia maravillosa para mí. Fue un gran gusto terminarla y ver que tenía mucho sentido.

La Monografía también ha sido muy útil. En aquel entonces, aprendí cómo escribir un ensayo formal sobre un tema (en mi caso, la Química). Todos los aspectos de la Monografía me han ayudado en la universidad. Desde darle el formato hasta cómo escribir la bibliografía. En mi opinión, es algo que todo alumno debería saber hacer antes de empezar la universidad y el PD me preparó para ello. Ahora estoy muy agradecida, si bien fue un gran desafío cuando tuve que comenzar desde cero.

¿Quién fue su mayor fuente de inspiración como alumna del IB?

Una de las personas que me inspiraron mucho fue mi profesor de Matemáticas. Él era además el coordinador del PD. Siempre estaba ahí para ayudarnos con lo que necesitáramos y nos brindó mucho apoyo durante los momentos difíciles y cuando creíamos que ya no podíamos seguir. Gracias a él, todos mis compañeros y yo quedamos con la idea de que si se trabaja lo suficiente es posible llegar a donde se quiere. Siempre nos decía: “No dejen que los árboles les impidan ver el bosque”. En aquel entonces era difícil entenderlo, pero después de terminar el programa lo comprendo perfectamente.

¿Qué consejo les daría a los alumnos que están cursando actualmente el programa del IB y piensan seguir una carrera como la suya?

En la actualidad, estudio Medicina. Mi consejo para alguien que quiera ser médico es que, si realmente les gusta, podrán lograrlo. Si bien es una carrera muy difícil, en mi opinión, lo que más necesitan es tiempo y paciencia. Estudiarán durante más horas de las que creyeron posibles, pero disfrutaran cada minuto de ese tiempo. Es muy gratificante pensar que un día podrán ayudar a alguien o, incluso, salvarle la vida.