Marc Brunssen, Salem (Alemania)

Marc Brunssen recibió su diploma del IB del colegio Schule Schloss Salem en Alemania, y continuó sus estudios en la London School of Economics. Actualmente trabaja para el Boston Consulting Group y realiza un máster en administración y dirección de empresas en la Universidad de Stanford en California (Estados Unidos).

Marc Brunssen

¿Cuál fue su motivación inicial para cursar el Programa del Diploma del IB?

Crecí en una localidad pequeña en el norte de Alemania. Mi mundo era pequeño y mis horizontes no se extendían más allá del pueblo más cercano. Cuando tenía 16 años, decidí realizar un año escolar en Estados Unidos. Esta experiencia modificó mi perspectiva de la vida; me di cuenta de que existía mucho más que el pequeño colegio de mi pueblo. Una vez de regreso en Alemania, estaba claro que quería explorar más, enfrentar más desafíos y crecer más, y por ello ingresé en el Salem International College, situado a 800 kilómetros de mi hogar, para cursar el Programa del Diploma (PD) del IB. 

¿Cómo ha llegado hasta donde se encuentra actualmente?

El Programa del Diploma y el colegio Salem me proporcionaron una gran ventaja en mi vida académica y profesional, pero me daba cuenta de cuán afortunado había sido de haber recibido una beca para poder estudiar en Salem. Sin el IB, mis probabilidades de ser admitido en la universidad en la que estoy y de gozar de las oportunidades que surgieron de repente habrían sido muy bajas; es más, para empezar, ni siquiera habría solicitado el ingreso a esa universidad.

De alguna manera, para mí se había cerrado el círculo; el Programa del Diploma me había brindado tanta ayuda y ahora era mi turno de ayudar a otros.

Por lo tanto, quería dar algo a cambio; fundé una compañía que produce libros de texto en formato digital para el Programa del Diploma del IB. Las ganancias que generó nos permitieron proveer libros de texto digitales y computadoras portátiles a colegios estatales de antiguos municipios segregados de Namibia. De alguna manera, para mí se había cerrado el círculo; el Programa del Diploma me había brindado tanta ayuda y ahora era mi turno de ayudar a otros.

En la actualidad trabajo para el Boston Consulting Group, brindando apoyo a clientes de los sectores privado y público. En este momento estoy cursando un máster en administración y dirección de empresas en la Universidad de Stanford. Estar “de vuelta en el colegio” es fascinante, y muchas de las habilidades de pensamiento crítico que por primera vez adquirí en el Programa del Diploma se están poniendo a prueba nuevamente.

Un desafío en el que pienso mucho en Stanford es cómo la inteligencia artificial cambiará durante las próximas décadas la manera en que todos nosotros trabajamos e interactuamos. Muchos trabajos, quizás la mayoría, podrían ser muy diferentes en el futuro. ¿Qué efecto tendrá esto en la política? ¿Seguirán los ciudadanos a líderes retrógrados que prometan el restablecimiento de un mundo parecido al antiguo y más predecible? ¿O aceptarán los cambios y los desafíos y juntos tratarán de darles forma de una manera positiva?

¿Cuál de sus profesores del IB fue el más inspirador?

Antes de comenzar el PD, siempre había obtenido calificaciones decentes y me había desempeñado muy bien en el colegio sin hacer demasiado esfuerzo. Pero cuando la señora Gurlitt me devolvió mi primera prueba de la clase de Historia de Nivel Superior del IB, estaba repleta de correcciones en rojo, y al final me había escrito “Tenemos que hablar”. Estaba asustado. ¿Tal vez el Programa del Diploma y Salem se situaban en otro nivel para el cual yo simplemente no estaba listo? Cuando conversamos, la señora Gurlitt me ayudó a comprender que yo no estaba solo, pues había muchos otros en el Programa del Diploma con sus propias preocupaciones e inquietudes, y que siempre podría contar con su apoyo para poder alcanzar mi potencial. Me había otorgado esa calificación para hacerme abrir los ojos, para recordarme que debía trabajar duro. Y comencé a trabajar duro.