Kerease Epps, Illinois (Estados Unidos)

Kerease Epps completó el Programa del Diploma (PD) del IB en el Morgan Park High School en Chicago, Illinois (Estados Unidos), en 2009. Posteriormente obtuvo un título de grado en Políticas Sociales y Estudios Afroamericanos en la Northwestern University, en Illinois (Estados Unidos). Actualmente trabaja como analista de políticas en el Consejo de Educación del Estado de Illinois. Desea continuar trabajando en las áreas de educación, políticas y defensa, y luchando por la creación de espacios que respeten las diferencias culturales a fin de que los alumnos de color tengan acceso a los mismos recursos para alcanzar el éxito.

Kerease Epps

¿Cuál fue su motivación inicial para cursar el Programa del Diploma del IB?

Cursé el séptimo y el octavo año en el Centro Académico del Morgan Park High School. Durante el octavo año, participamos en una presentación sobre los desafíos y los beneficios de cursar el PD. Quedé muy impresionada por los alumnos y sus experiencias, y en ese momento decidí que exploraría más acerca del programa. Fue una de las mejores decisiones que he tomado hasta ahora.

Participar en el PD me permitió rodearme de un fantástico grupo de compañeros de clase que me apoyaron y me estimularon. Además, tuve la oportunidad de aprender sobre diversos temas y contenidos rigurosos que fueron clave para tener éxito en la universidad. Mis mejores amigos y las personas que más me apoyaron son los amigos que hice durante ese tiempo.

Participar en el PD me permitió rodearme de un fantástico grupo de compañeros de clase que me apoyaron y me estimularon.

¿Cuál de sus profesores del IB fue el más inspirador?

Me resulta difícil elegir a uno solo cuando muchos de ellos me han marcado. Creo que pondría a las profesoras Morgan Mudron y Hilary Juretic en primer lugar. En retrospectiva, la señora Morgan fue nuestra profesora de Inglés que nos expuso a textos literarios que eran complejos, pero a la vez respetaban las diferencias culturales de una manera que yo no podía expresar en ese momento por carecer del lenguaje necesario. Nunca olvidaré cuando leímos y analizamos Ancho mar de los Sargazos de Jean Rhys y Clima de miedo de Wole Soyinka. Los dos textos constituyen una crónica de diversos aspectos de la cultura a la que haría referencia una y otra vez en mi educación postsecundaria. Ella nos proporcionó las herramientas que no solo nos permitieron comprender el texto, sino también compenetrarnos con él de manera constructiva para entablar conversaciones interesantes.

La señora Juretic fue mi profesora de Teoría del Conocimiento (TdC), clase que se convirtió en mi favorita gracias a su forma de enseñar y apoyo. Nos ayudó a pensar críticamente y a refutar conceptos que dábamos por ciertos. Al crear este espacio, pasamos de ser alumnos dóciles a ejemplos claros de lo que significa ser pensadores críticos.

¿Cómo ha llegado hasta donde se encuentra actualmente?

Al finalizar la universidad, participé en el programa Teach for America en Detroit, mediante el cual enseñé en cuarto año. Posteriormente, regresé a mi natal Chicago donde fui parte del grupo de docentes que impartieron por primera vez historia en el último año de secundaria en el Hansberry College Prep, en el sur de la ciudad. Al tomar mayor conciencia de la brecha educativa que muchos de mis alumnos debían afrontar, participé en la beca de verano sobre políticas y promoción otorgada por Leadership for Educational Equity. Gracias a esta oportunidad, pude trabajar en el Fondo de Educación Pública de Chicago, junto a importantes representantes del ámbito educativo de la ciudad. Aún trabajo en el sector de la educación. Actualmente soy analista de políticas en el Consejo de Educación del Estado de Illinois, donde colaboro directamente en la implementación de la Ley Cada Estudiante Triunfa (ESSA, por sus siglas en inglés), el sistema IL-Empower y la autorización de colegios concertados.