Kavan Shah, Nairobi (Kenia)

El graduado del Programa del Diploma (PD) del IB Kavan Shah es actualmente el director ejecutivo de Rosewood Furniture Manufacturers Ltd., una empresa familiar fundada por su padre y afincada en Nairobi (Kenia). Cuando estudiaba, a menudo tenía conversaciones con su padre sobre negocios y estrategia empresarial. Por eso, decidió cursar las asignaturas de Economía y Gestión Empresarial en el Nivel Superior durante el PD y, después, estudiar Economía y Gestión en la Universidad de Oxford.

¿Cuál fue su motivación inicial para cursar el Programa del Diploma del IB?

El PD me ofrecía un currículo muy equilibrado que me permitía explorar varios intereses y asignaturas. Yo era el típico alumno al que le gustan muchas cosas, pero que se aburre muy rápido. Hasta el último año de colegio, no tenía ningún plan profesional ni había elegido grado. El PD me dio la flexibilidad que necesitaba para considerar la gestión empresarial, el derecho o la ingeniería.

¿Qué asignatura le pareció más inspiradora como alumno del IB?

Por su nivel de dificultad, diría que Matemáticas NS. Fue el mayor reto académico de mi vida. El talento por sí solo no me bastó para conseguir un 7. Después de haber obtenido malos resultados durante el primer año y medio, tuve que volcarme de lleno en la asignatura, analizar exámenes de convocatorias anteriores, pedir ayuda a mis profesores y compañeros, y esforzarme por empezar a usar los conceptos de una manera dinámica en lugar de limitarme a memorizar fórmulas y métodos. Esta lección me sigue siendo útil a día de hoy para abordar problemas difíciles.

¿Hoy en día utiliza alguna de las habilidades que desarrolló durante su etapa en el IB?

En el mundo empresarial, me encuentro cada día con proyectos y problemas abiertos para los que no hay una respuesta fácil y que deben ejecutarse durante un período de tiempo con un enfoque meditado. La Monografía fue la primera prueba que pasé con un proyecto de este tipo. Me enseñó el valor de la ejecución continua, el pensamiento innovador y el análisis. Además, aprender a comunicar ideas es una constante en mi vida, y elaborar una “minitesis” también me ha resultado útil en ese aspecto.

¿Qué consejo les daría a los alumnos que están cursando actualmente el programa del IB?

Para dirigir una empresa, es necesario involucrarse en todas sus áreas, entre ellas, las ventas, las operaciones, las finanzas, los recursos humanos y la innovación. Eso exige una amplia variedad de habilidades, como la capacidad de escuchar, el análisis, el pensamiento creativo, la redacción eficaz y el trabajo en equipo, todas ellas similares a las que se adquieren en el IB. Por último, hay que ser capaz de asumir riesgos, y estudiar el PD es uno de ellos. Puede parecer más difícil que el programa estándar de A-level, pero estoy firmemente convencido de que si no asumimos este tipo de riesgos, nunca podremos lograr nuestro verdadero potencial.

Descargar la versión en PDF de esta entrevista [1,2 MB]  (solo disponible en inglés)

 

Más información sobre el Programa del Diploma