Karin Bjerde, Shanghái (China)

Karin Bjerde completó el Programa del Diploma del IB en el Shanghai American School (China) y continuó sus estudios hasta obtener un máster en Economía y Negocios en el Stockholm School of Economics. En la actualidad es directora de crecimiento estratégico de Kognity, una compañía que publica libros de texto inteligentes para colegios en más de 75 países.

Karin Bjerde

¿Cómo ha llegado hasta donde se encuentra actualmente?

En la actualidad trabajo en Kognity, una compañía cuyos orígenes se remontan a un proyecto de Creatividad, Actividad y Servicio (CAS) realizado para uno de los fundadores (también graduado del IB) muchos años atrás. ¡Definitivamente puede decirse que el IB ha tenido un enorme impacto en mi vida! Al terminar el máster, opté por seguir el camino corporativo habitual y empecé a trabajar como corredora de bolsa en Morgan Stanley. Aunque era un trabajo sumamente desafiante e interesante, sentía que no me apasionaba; por lo tanto, decidí renunciar para descubrir qué es lo que realmente quería hacer.

“Nunca teman abandonar el camino previsto para encontrar algo que los inspire y a lo que deseen dedicarse mientras se encuentren en este mundo”.  

Descubrí que cada vez que me preguntaban sobre mi educación, respondía maravillas sobre mi experiencia en el Programa del Diploma (PD), así que cuando apareció en mi camino, resultó ser mi complemento perfecto. También tengo la certeza de que algunos acontecimientos de mi vida, como haber sido nombrada una de las Líderes Globales del Futuro por el Instituto de Educación Internacional (Institute of International Education, IIE) y Goldman Sachs, se deben en parte al Programa del Diploma, que me incentivó a pensar globalmente, a buscar desafíos y a desarrollar habilidades fuera de mi zona de confort. 

¿Cuál fue su motivación inicial para cursar el Programa del Diploma del IB?

He vivido toda mi vida en un contexto global, ya que soy originaria de Suecia pero he crecido en distintos países como “niña de la tercera cultura”. Vivía en China cuando empecé la secundaria, así que cursar el Programa del Diploma fue un paso natural para mí. Gracias a esto, recibí una educación inmersa en el contexto internacional y transferible a cualquier universidad del mundo donde quisiera estudiar. También me encantaba el hecho de que el Programa del Diploma nos exigiera convertirnos un alumnos integrales por medio de Creatividad, Actividad y Servicio y Teoría del Conocimiento. En ese entonces no sospechaba cuán profundamente repercutiría en mi futuro el hecho de haber optado por el IB. 

“No subestimen el impacto que la educación del IB tendrá en ustedes”.

¿Cuál de sus profesores del IB fue el más inspirador?

Hubo dos profesores que se destacaron: el señor Leung, que era nuestro coordinador del IB y profesor de Biología, y el señor Harvey, que enseñaba Economía. El señor Leung era el hombre más amable que se pueda imaginar en el proceso de guiar a los alumnos del Programa del Diploma a lo largo de dos años muy difíciles. Posee habilidades pedagógicas fabulosas y aun hoy lo recuerdo sentado frente a la clase, ilustrando los pasos de la producción de ATP en el retroproyector (aunque hace mucho tiempo olvidé la información que nos transmitió entonces).

El señor Harvey enseñaba Economía y fue mi mentor en el proceso de elaboración de la Monografía. Comprendía el funcionamiento de los negocios en el mundo real, lo que, afortunadamente, le permitía explicar los conceptos económicos de manera concreta. Esto influyó claramente en mi decisión de cursar un máster en Economía en la universidad. 

¿Qué consejo daría a los alumnos actuales?

Hoy, alumnos del IB en más de 70 países están usando los libros de texto de Kognity. Para mí es maravilloso haber completado el “círculo del IB” y poder retribuir con algo a los alumnos actuales del Programa del Diploma al publicar los libros de texto que yo habría deseado tener cuando estudiaba.

Así pues, mi consejo va en dos direcciones: no subestimen el impacto que la educación del IB tendrá en ustedes, y nunca teman abandonar el camino previsto para encontrar algo que los inspire y a lo que deseen dedicarse mientras se encuentren en este mundo.