Jessica Kain, California (Estados Unidos)

Jessica Kain recibió el diploma del IB en el International School of Los Angeles (Estados Unidos) en 2004. En la actualidad, vive y trabaja en Mustang (Nepal), donde es directora fundadora de la Fundación Marpha y del Centro Escaramujos para el Aprendizaje Creativo (Rosehips Center for Creative Learning). Obtuvo una licenciatura en artes plásticas y antropología del Dartmouth College y un máster en escultura y nuevos medios de la Virginia Commonwealth University. Además, fue residente del Skowhegan School of Painting and Sculpture.

Jessica Kain

¿Cómo ha llegado hasta donde se encuentra actualmente?

¿Cómo llegué hasta aquí? Es una historia larga.

Llevo cinco años viviendo en Nepal. Aquí, en una aldea llamada Marpha, colaboré con las mujeres locales para crear la Fundación Marpha, una pequeña ONG fundada para dar respuesta a una necesidad expresa de una educación mejor. El modelo dominante de educación formal en la zona perpetúa una cultura del aprendizaje basada en la memorización, las notas, la clasificación de los alumnos y la obediencia. Nuestras comunidades hablaban de una falta de motivación entre los alumnos y los profesores y se preguntaban abiertamente cómo podían cambiarse las cosas. Nuestra contribución a este debate en curso consiste en proporcionar un marco fluido desde el que explorar métodos alternativos de aprendizaje que estén centrados en el participante y, a la vez, se adapten a la cultura. Realizamos proyectos de investigación activa mediante nuestro centro de aprendizaje temprano de jornada completa, bibliotecas comunitarias, residencias artísticas y clases extracurriculares que incluyen inglés, artes y ecología.

¿Cuál fue su motivación para cursar el Programa del Diploma del IB?

Tras varios años siguiendo el sistema educativo francés, con planes claros de ir a la universidad en Europa, decidí que deseaba quedarme en Estados Unidos y pensé que el IB era el programa que mejor me prepararía para el sistema universitario nacional. Además, el IB me ofrecía algo que deseaba ardientemente a los 15 años: más opciones. El hecho de poder elegir asignaturas y niveles de estudio me dio una sensación importante de agencia, que favoreció mi responsabilidad y naturaleza crítica respecto a mi aprendizaje. Además, la preponderancia de la Monografía en el IB me atraía mucho. Me encantaba escribir y me disgustaban francamente los exámenes. El hecho de que hubiera múltiples métodos de evaluación me hacía sentir que podía obtener buenos resultados. Sin duda atribuyo al IB que me mantuviera motivada en una época en la que fácilmente me podía haber sentido desorientada respecto a mi aprendizaje. Me preparó para buscar, y más tarde promover, entornos de aprendizaje que, entre otras cualidades, pueden describirse como inclusivos y reflexivos.

De todos mis profesores, desde la educación primaria hasta la de posgrado, Barbara fue la que me dio la formación más rigurosa sobre cómo plantearme mis intereses y dedicarme a ellos.

¿Qué profesor del IB fue el más inspirador?

Desde su forma de vestir hasta su programa de estudios, todo lo relacionado con Barbara Kuhl me inspiraba. Era mi profesora de Inglés del IB, pero ya había estado con ella en secundaria. A fecha de hoy, sigue siendo una figura prominente en mi panteón de mujeres inspiradoras. Especialmente cuando trabajo como profesora o facilitadora, me sorprendo preguntándome "¿Qué diría Barbara?". Cuando pienso en su estilo de comunicación, me vienen a la mente las expresiones "matter of fact" (con naturalidad) y "deadpan" (impasible). Posee el increíble don de la claridad con humor, lo cual yo siempre he asociado con el buen talante. Estas cualidades eran las que nos daban a los alumnos el espacio y la confianza para plantear preguntas que promovían las conversaciones en clase e impulsaban nuestras trayectorias personales de indagación. "'Interesante' es una palabra vacía". Creo que ella decía eso. De todos mis profesores, desde la educación primaria hasta la de posgrado, Barbara fue la que me dio la formación más rigurosa sobre cómo plantearme mis intereses y dedicarme a ellos. Lo que me enseñó fue disciplina. Y es la disciplina lo que ha guiado mis pasiones.

No es necesario hacerlo solo, todos necesitamos asesores y aliados. 

¿Qué consejo daría a los alumnos del IB?

El mejor consejo que puedo dar es "estar ahí". El éxito comienza cuando uno está dispuesto a participar. Y, si bien la energía y el ímpetu son importantes, también he aprendido que las pausas son necesarias. Lo mejor que puede hacerse para cualquier actividad es dedicar tiempo a ver lo que realmente está ocurriendo. Puede que me meta en un lío por decir esto, pero consideren tomarse un año sabático. ¿Qué más? Búsquense mentores: pidan ayuda y comuniquen sus intereses. No es necesario hacerlo solo, todos necesitamos asesores y aliados. ¡Y lean! Lean mucho. Pasen tiempo con diferentes comunidades. Practiquen la compasión en la comunicación. Escuchen atentamente. Cuestionen sus suposiciones. Controlen sus privilegios. Y acuérdense siempre de revisar la ortografía de lo que escriben, responder rápido a los correos electrónicos y mantenerse en contacto con las personas que son importantes para ustedes. ¡Buena suerte!