Conrad Hughes, Mbabane (Suazilandia)

Conrad Hughes es el director de La Grande Boissière, la sede más grande y antigua del International School of Geneva, donde empezó a impartirse el Programa del Diploma (PD) a finales de la década de 1960. Él también se graduó del PD en el United World College of Waterford Kamhlaba de África meridional. En 2017, la editorial Routledge publicó su libro "Understanding Prejudice and Education: The Challenge for Future Generations". En 2011, publicó "Teaching English A in the Diploma Programme" con la editorial Pearson. Es profesor de Teoría del Conocimiento (TdC) y Filosofía.

¿Cuál fue su motivación inicial para cursar el Programa del Diploma del IB?

Crecí en la época del apartheid en Sudáfrica, y el Waterford Kamhlaba (UWCSA) era uno de los pocos colegios sin segregación racial de la región. En él estaba presente la mentalidad abierta y la conciencia intercultural en las que se basa la filosofía del IB. El interés en la educación para eliminar los prejuicios ha marcado muchas de las decisiones que he tomado en mi vida adulta, incluidas mis investigaciones y publicaciones.

¿Quién fue su mayor fuente de inspiración como alumno del IB?

Mi profesor de Francés era un visionario: el gran Roelf Huysmans, ya fallecido. Me enseñó dos expresiones profundas relacionadas con la educación que trascienden el carácter temporal y cargado de jerga de las doctrinas pedagógicas: la pasión por la belleza de la disciplina y el poder que nos da el conocimiento. Las aplico a mi enfoque hasta la actualidad.

¿A día de hoy utiliza alguna de las habilidades que desarrolló como alumno del IB?

Actualmente, se habla de las habilidades para el siglo XXI, como la comunicación, la colaboración, la creatividad y el pensamiento crítico. Creo que el PD me ayudó a reforzarlas (la evaluación cubre muchas competencias), pero sobre todo es el extraordinario rigor de este programa tan exigente lo que revela el gran valor del esfuerzo y la enorme joya que es la confianza en uno mismo.

¿Qué cree que motiva a los alumnos durante sus estudios del PD en el International School of Geneva?

Nuestro colegio no es selectivo, por lo que cada alumno entiende el éxito a su manera. También somos un colegio completamente bilingüe (en francés e inglés) y ofrecemos el programa completo en ambas lenguas. Esos dos elementos marcan la diferencia con respecto a mi experiencia como alumno. Sin embargo, la motivación fundamental de los alumnos, esa ilusión y ese deseo de abrir las alas y volar que se tienen a esa edad, sigue siendo la misma.

El PD es un programa fantástico. Lo que más me fascina es TdC. Creo que, a la hora de planificar la enseñanza del curso, los colegios deberían subrayar los sistemas indígenas de conocimiento como una manera diferente y muy necesaria de mirar el mundo para apreciar los ciclos naturales.