Amy Wu, Auckland (Nueva Zelanda)

Amy Wu completó el Programa del Diploma (PD) en el St. Cuthbert’s College de Auckland (Nueva Zelanda) en 2015. Actualmente, está estudiando Química y Ciencias de la Salud en la Universidad del Nordeste en Boston, Massachusetts (Estados Unidos).

¿Cuál fue su motivación inicial para cursar el Programa del Diploma del IB?

Decidí estudiar el PD cuando iba a empezar el 11.o año en el St. Cuthbert’s College. Teníamos la opción de continuar con el programa nacional de Nueva Zelanda, el NCEA, o de cursar el PD. Una cosa que me llamó inmediatamente la atención fue la naturaleza polifacética del programa, la cual me daría bastante flexibilidad a la hora de decidir lo que quería hacer después de graduarme. Es una opción educativa que permite a los alumnos explorar diferentes intereses y convertirse en pensadores críticos, curiosos, íntegros y con capacidad de exploración académica.

Como alumna del IB, ¿cómo adaptó sus estudios del PD a sus intereses?

Antes de empezar el PD, sabía que después de graduarme en secundaria quería estudiar algo relacionado con las ciencias (finalmente Medicina), así que elegí los cursos teniendo en mente esa trayectoria profesional. Y, al mismo tiempo, también quería explorar otras posibilidades. Decidí estudiar Química y Biología en el Nivel Superior, pero también cursé Francés y Economía, que no eran campos que quisiera estudiar en la universidad, pero sí me interesaban. Mirando atrás, todos los cursos académicos fueron igual de valiosos: los de ciencias me proporcionaron una base de conocimientos fantástica que he seguido ampliando en la universidad, y los demás cursos, como los de Inglés A: Literatura, Francés, Matemáticas y Economía, me permitieron ver el mundo desde perspectivas diferentes.

¿La Monografía, Teoría del Conocimiento (TdC) y Creatividad, Actividad y Servicio (CAS) contribuyeron a su preparación para la universidad? ¿Hoy en día utiliza alguna de las habilidades que desarrolló con estos componentes?

Gracias a la Monografía, desarrollé las habilidades de investigación científica básicas que he utilizado a lo largo de mi trabajo en el laboratorio de investigación. También me enseñó a comunicar eficazmente mis ideas, y probablemente fuera la mejor preparación que podría haber tenido para las investigaciones que llevo a cabo en la universidad.

El componente de Creatividad, Actividad y Servicio del PD fue una de las muchas experiencias que me permitieron ampliar mis horizontes y aprender fuera del aula. Tuve infinidad de oportunidades de aprendizaje para desarrollar mis habilidades intrapersonales e interpersonales: ya fuera creando una joven empresa que compitió en el certamen Lion Foundation Young Enterprise Challenge, representando a Auckland en el torneo de básquetbol sub-17 de Nueva Zelanda, o trabajando como voluntaria en la residencia de ancianos Elizabeth Knox.

Teoría del Conocimiento fue quizás lo que más disfruté del PD y el curso que me enseñó las habilidades más importantes que seguiré utilizando a lo largo de mi carrera. No solo te enseña a pensar de forma crítica y a ver diferentes situaciones desde otras perspectivas, sino que también me ha servido para desenvolverme muy bien al cuestionar ideas en el ámbito académico. Existe una dicotomía entre lo que creemos que sabemos y lo que realmente sabemos, y TdC me ha permitido superar barreras continuamente y desarrollar una comprensión más profunda de las cosas.

Háblenos de su trabajo actual. ¿Hubo algún momento en el que supo que quería dedicarse a esta profesión?

Actualmente, estoy estudiando una doble especialidad en Química y Ciencias de la Salud en la Universidad del Nordeste de Boston con excelentes notas. Dentro de unos años, me gustaría ingresar en la Facultad de Medicina y especializarme en Psiquiatría o Pediatría. Durante el último año, he trabajado en el laboratorio del campus que se dedica a estudiar la detección de daños en el ADN y la tolerancia a estos. Investigamos la respuesta celular al estrés genotóxico a nivel bioquímico. Ahora mismo, estoy trabajando con un alumno de doctorado en la investigación de la abrazadera β para obtener información sobre la procesividad de esta proteína fundamental para la replicación, la tolerancia a daños y la reparación del ADN.

Siempre he sabido que quería dedicarme a la medicina, un campo que nunca deja de avanzar —lo que conlleva un compromiso inherente con el aprendizaje durante toda la vida— y que brinda la oportunidad de ayudar a otras personas y resolver problemas a través de la interacción humana. Sin embargo, no me había planteado dedicarme a la investigación después de graduarme en secundaria hasta que completé la Monografía, en mi caso, de Biología. Empezó a gustarme plantear hipótesis, pensar de forma creativa y, a menudo, aprender con el método de “prueba y error” para descubrir nueva información que nunca habría podido obtener leyendo un libro de texto. Definitivamente, tengo que dar las gracias a mi supervisor de la Monografía y a todas aquellas personas que me ayudaron durante el proceso por fomentar mi curiosidad y mi interés en la investigación científica.

¿Quién fue su mayor fuente de inspiración como alumna del IB? ¿Tuvo algún mentor o profesor que le haya dejado una fuerte impresión positiva?

Todos mis profesores del IB del St. Cuthbert College fueron, y siempre serán, una fuente de inspiración para mí. Son educadores competentes y cualificados, tienen un don para cultivar la curiosidad intelectual y fomentar los intereses de los alumnos, y están dispuestos a dar lo mejor de sí para facilitar el aprendizaje. Lograron que el aprendizaje fuera un proceso muy ameno y no puedo agradecerles lo suficiente todo su esfuerzo.

¿Tuvo que enfrentarse a algún obstáculo durante su educación, sus estudios o su carrera profesional? ¿Cómo lo superó?

Durante mi etapa en secundaria, compaginaba las clases, las actividades extracurriculares, el deporte y otros compromisos. Además, tuve que afrontar la enfermedad de un familiar, lo cual fue un obstáculo importante que me provocó mucha ansiedad. Gestionar todo esto fue difícil, pero, si miro atrás, estos momentos de aparente desconcierto influyeron en mis decisiones profesionales y me hicieron desarrollar una capacidad de resiliencia que no tendría de otro modo. Aunque suene a cliché, estas experiencias vitales realmente determinan nuestra forma de ver el mundo, así que animo a todo aquel que tenga problemas a que acuda a las personas en las que confía y que trate de sacar la parte positiva de esas experiencias, aunque en ese momento no se la vea. A través de mis experiencias, he desarrollado una pasión y una motivación intrínsecas por la atención médica y la salud mental, que espero poder usar en el futuro para ayudar a otras personas.

¿Qué consejo les daría a los alumnos que están cursando actualmente el programa del IB y piensan seguir una carrera como la suya?

A los alumnos que quieran dedicarse a las ciencias, la investigación o la medicina en el futuro, les diría que se esfuercen por adquirir una buena base de conocimientos científicos, pero que no tengan miedo de diversificar y cultivar sus intereses en áreas diferentes de aquellas a las que quieran dedicarse después de terminar el PD. La naturaleza integral del PD les permitirá explorar cosas que les gusten o incluso que jamás se hayan planteado estudiar. Uno no se da cuenta realmente de la cantidad de oportunidades que tiene durante el programa, así que les recomiendo que aprovechen todas las que puedan. Tal vez descubran un nuevo interés que no sabían que tenían. Por último, los animo a que no dejen de plantear preguntas y cuestionar el statu quo, y a que nunca repriman su curiosidad y creatividad.

Descargar la versión en PDF de esta entrevista [710 KB]  (solo disponible en inglés)

 

Más información sobre el Programa del Diploma