Liderazgo distribuido y redes sociales en el desarrollo del Programa de los Años Intermedios partiendo del entorno escolar, en un colegio de Venezuela que ofrece todo el ciclo educativo

Jose Bolivar—Instituto Educacional Juan XXIII (Valencia, Venezuela)

Para definir los modelos educativos del siglo XXI, se necesita un análisis en profundidad del trabajo colectivo de los docentes y el personal de dirección de los colegios que desarrollan programas innovadores, como el Programa de los Años Intermedios del Bachillerato Internacional. En la bibliografía resultante de la investigación educativa han surgido dos marcos teóricos, el del liderazgo distribuido y el de las redes sociales, que plantean el liderazgo escolar tendiente al cambio y a la innovación en términos de acciones, y hacen hincapié en la importancia de las interacciones sociales para su puesta en práctica. Este estudio se nutre de las teorías mencionadas para describir y comprender el liderazgo en acción durante el diseño y la implementación del Programa de los Años Intermedios en los colegios, así como las redes sociales que actúan como soporte. En cuanto a la práctica, el estudio resalta varios puntos clave que se deberán tener en cuenta para un desarrollo positivo del Programa de los Años Intermedios: (1) la importancia del trabajo de diseño basado en la colaboración y la coherencia para una visión sistémica de la enseñanza; (2) el papel fundamental de las tareas de apoyo docente para proveer recursos esenciales que permitan llevar a la práctica correctamente las tareas de diseño; (3) la promoción de ciertas condiciones propicias para el proceso de colaboración en los colegios y en los equipos; y (4) la existencia de ciertas condiciones que inhiben la colaboración de los docentes en los colegios y en los equipos. El estudio revela que cuando los colegios encaran cambios de gran envergadura, es necesario prestar atención especial a las múltiples tareas que habrá que completar para concretar las iniciativas. Los datos obtenidos indican que estas tareas requieren configuraciones específicas, variadas y fluidas para las redes sociales que canalizan los procesos de colaboración; también muestran que estas redes adoptan formas determinadas conforme a los factores de contexto que repercuten sobre la colaboración y el flujo de la comunicación.

Resumen ejecutivo (disponible sólo en inglés) pdf